Para entender el proceso productivo completo, primero vamos a irnos a sus orígenes, la cantera de cielo abierto.

 

 

 

 

 

Justo después, se procede al estudio de la calidad, veteado y dimensiones de los bloques para su selección, siendo estos después, transportados a la fábrica en camiones de gran tonelaje.

 

Cuando los bloques llegan a la fábrica, son de nuevo revisados y clasificados, bien para su venta directa en bloque o bien para su elaboración.

Una vez ya han sido clasificados, el proceso de producción dependerá del pedido de cada cliente, ya que Grupo Mármoles Torremar se adecúa a los gustos de sus clientes, y poseen la maquinaria necesaria para adecuar su material a las necesidades de sus clientes. Así mismo, Torremar cuenta con una batería de telares capaces de producir 400.000m2 de planchas anuales y un almacenamiento de más de 300.000 m2 de losas anuales a gusto de sus clientes.

Tras la finalización del proceso productivo, los materiales son embalados y mandados hacia la obra correspondiente.